Si sos emprendedor, comerciante o profesional y querés regularizar la actividad que llevás a cabo, podés optar por inscribirte en el régimen del monotributo ya que es el medio más económico para estar en regla en términos tributarios.

La ventaja de este régimen es la facilidad de inscripción y que el monto mensual que es fijo en función de la facturación mensual promedio. Si bien la inscripción es sencilla, siempre recomendamos el asesoramiento de un profesional ya que hay ciertos detalles importantes que una persona no capacitada muy probablemente lo desconozca.

Lo primero que necesitás es generar tu clave fiscal. Esta clave la vas a necesitar para realizar cualquier trámite o consulta a través del sistema de AFIP. El proceso de generación de dicha clave se realiza a través de la APP oficial de la agencia de recaudación llamada “MI AFIP” que la podés descargar desde la AppStore de Apple o el PlayStore de Google.

Una vez generada la clave, debés elegir el tipo de monotributo:

  • Como trabajador independiente
  • Como miembro de una cooperativa
  • Como trabajador independiente promovido

A continuación, debes completar un formulario sobre la actividad que vas a desarrollar. El tercer y cuarto paso consiste en indicar si aportás o no al sistema previsional y la obra social a la que deseas afiliarte.

Finalmente, una vez finalizado estos pasos, el sistema va a generarte la constancia de inscripción que consta que sos aportante al sistema y tenés la actividad regularizada.
Para más consultas podés preguntarnos debajo en el área de comentarios.